Para algunos, un corto es demasiado largo

Canarias Cultura en Red, la sociedad que “gestiona, promociona y difunde” la cultura desde el Gobierno de Canarias, convocó a principios de octubre el ‘Concurso del Proceso de Kinescopado de los Cortometrajes Digitales’. El objetivo, como podrán suponer, era seleccionar “los mejores cortometrajes digitales del año” y premiarlos con el dinero necesario para obtener una copia en 35 mm (cine) de tu trabajo. Todo muy bien, ¿no?
Pues no. Digital 104 quiere hacer público su desacuerdo, ya trasladado por cierto a los responsables, con algunos puntos de las bases. Para ello publicamos a continuación casi al completo la carta que le enviamos a Canarias Cultura en Red. Es larga, pero creemos que interesante.

Mª Eugenia Arteaga Suárez, Jonay García Martín, Domingo J. González Hernández y Jairo López Pérez, integrantes del colectivo audiovisual Digital 104, quieren expresar su desacuerdo con algunos puntos de las ‘Bases del Concurso del Proceso de Kinescopado de los Cortometrajes Digitales’, que hizo pública a principios de este mes de octubre Canarias Cultura en Red.

No estamos de acuerdo con que se ponga el límite de duración de los cortometrajes en 15 minutos. Nos parece que precisamente el digital permite contar historias que necesitan más tiempo de desarrollo y ya existe ese límite de 30 minutos que se ha establecido casi como frontera universal entre un cortometraje y un mediometraje. Si lo reducimos ahora a 15, lo único que se conseguirá es que se multipliquen los ‘cortos-anécdota’ o ‘chiste’ y acaben desapareciendo otras historias más largas.

Este límite entra, además, en contradicción con la convocatoria de ‘Patrocinio de cortometrajes cinematográficos’ que Canarias Cultura en Red publicó en septiembre. En aquellas bases se podía leer: “Se considerará cortometraje cinematográfico, las películas de duración inferior a 60 minutos cuyo resultado final sea en cine, 16 ó 35 mm, con independencia del formato elegido para el rodaje”, una definición que lleva aplicándose desde hace años a convocatorias similares. Salvando el lógico rechazo que nos suscita el hecho de que todo lo demás –lo grabado en digital, por ejemplo- no pueda “entenderse como cortometraje”, la propia Canarias Cultura en Red ponía el límite mucho más allá, en los 60 minutos. ¿Entonces? Si el problema es económico, existen, a nuestro modo de ver, otras posibilidades. Una idea podría ser que a los cortometrajes que superen esos 15 minutos no se les conceda el 100% del dinero necesario para obtener una copia en 35 mm, sino un porcentaje a estudiar. De esta manera, la justificación económica no derivaría en la absoluta discriminación de las obras que superan esta barrera y entre las que existe la posibilidad –por qué no- de que se encuentre algunos de los mejores cortometrajes canarios del año –que es lo que se dice querer reconocer-.

El otro punto con el que estamos claramente en desacuerdo es con que sólo puedan optar a este premio los trabajos producidos en 2007, o lo que es lo mismo, de enero a septiembre de 2007. Ya que es la primera vez que se convoca este premio-ayuda, ¿por qué no permitir un cierto carácter retroactivo? Sólo pedimos que puedan optar al concurso los trabajos de todo un año, no sólo de 7 meses, permitiendo participar a los cortos producidos desde enero de 2006 hasta ahora, como se suele hacer en los festivales con los trabajos ya terminados.

Además, no estamos conformes tampoco con el plazo que se ha dado para formalizar las inscripciones. La convocatoria tiene fecha de 4 de octubre de 2007 y en ella, se sitúa como plazo el 22 de octubre de 2007, un plazo -18 días- que nos parece demasiado breve para un concurso que consideramos tan importante y que sale este año por primera vez.

Digital 104 siempre ha apoyado la autonomía del cine digital. Si queremos optar a unas ayudas como éstas es para tener la posibilidad de multiplicar la difusión de nuestro trabajo –somos conscientes de que existen todavía circuitos cerrados al formato 35mm-. Nos parece que no puede caerse en el error de infravalorar un trabajo por estar rodado en digital. Ni todos los que ‘ruedan’ en digital lo hacen porque no puedan acceder al cine o como un paso para llegar a hacerlo, ni el corto digital tiene por qué ser producto de consumo rápido –es a lo que parece avocarlo ayudas así- ni el cortometraje, que es un medio de expresión propio y autónomo, tiene por qué tener más límites que los que ya de forma natural posee –y que es lo que determina algunas de sus características artísticas-.
Consideramos que un creador no debería tener que adaptar su labor a los requisitos de unas bases y que unas ayudas públicas no deberían plegarse a lo que consideramos una previsión de supuestos intereses comerciales que, en el mundo del cortometraje y por mucho que se hagan cortos de menos de 15 minutos, es más bien una quimera. El objetivo de lo público es corregir las desviaciones injustas de lo privado e incentivar la creatividad de los artistas. Con bases como éstas sólo se va a conseguir que se hagan cortos pensando en las ayudas, que los directores mutilen su obra para intentar entrar en los requisitos de la subvención y que se queden fuera propuestas que existen y que a priori pueden tener al menos la misma calidad que cortometrajes más breves.
Con esta carta, sólo queremos expresar nuestro desacuerdo con estos puntos de las bases, porque consideramos que estamos en nuestro derecho de manifestar nuestra opinión sobre una convocatoria pública y dar a conocer una realidad -la de los que hemos adoptado el cortometraje y el cine digital como medio de expresión- que no siempre tiene su expresión pública. Esperamos que nuestra opinión, que es también la de otros creadores canarios, pueda ser tenida en cuenta para próximas convocatorias.

Atentamente,
Mª Eugenia Arteaga Suárez
Jonay García Martín
Domingo J. González Hernández
Jairo López Pérez

Santa Cruz de Tenerife, a 23 de octubre de 2007

Bueno, esperamos que nuestra postura quede bastante clara. Hay que decir que pocas horas después, nos contestaron agradeciendo nuestros comentarios y asegurando que lo valorarían para próximas convocatorias. Es lo que queríamos. Seguiremos vigilantes…
Anuncios

Un comentario en “Para algunos, un corto es demasiado largo

  1. Hola.Muy bien razonado y argumentado vuestro texto. Hay que luchar por los hechos que uno considera incorrectos.Estoy de acuerdo en todo lo que exponen ustedes, y yo añadiría que el evidente motivo de esos absurdos 15 min. de los cortometrajes para optar al “kinescopado oficial”, tiene más que ver con su posible inclusión en el catálogo de cortos que mueve y patrocina CCR en el exterior que con otras consideraciones. Y al hecho de “rescatar” posibles joyas de cortos independientes obedece, a mi entender, a una aptitud de “apadrinamiento” de la cultura por parte de la institución. Pero bueno, habrá que ver también el lado bueno a todo esto, a la posibilidad de ciertos cortometrajes de salir al exterior con un apoyo que de otra forma no tendrían o difícilmente se daría.Lo dicho, hay que seguir bregando y luchando, la cultura es libre y todos tenemos derecho a defenderla de una forma honesta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s