Viva el mediometraje

Sin quejas ni lamentos. Por un día, olvidémonos de todo y brindemos, que estamos de celebración. Anoche se estrenó en el Cine Víctor En los arrozales, la emocionante (pen)última película de Josep Vilageliu. Dura 43 minutos. Y después de los créditos, todos los espectadores con los que hablé comentaban con cierta incredulidad que tal vez Josep había logrado su mejor obra… y que se les había hecho corta.

Fue una bofetada de puro cine a tantísimos programadores, jurados, políticos, técnicos y directores absorbidos en la actual espiral de cortos cortísimos.

Me río hoy del absurdo de festivales de (supuesto) espíritu ‘buenrollista’, que defienden el valor de la síntesis para poner límites cada vez mayores a la duración de los cortos. Y qué pasa ¿qué un largometraje no puede ser sintético o un mediometraje no puede tener una narración más precisa que un alargado corto de 10 minutos?

El péndulo está volviendo a girar. Por eso en Valencia han creado este año el I Festival Internacional de mediometrajes LA CABINA. ¡Toma ya! Fuera los cortos-chiste, cortos-anécdota o los montajes-epilépticos, y que entre el cine (sin más).

Adiós al “demasiado largo”. Volvamos a la esencia, a lo humano, demasiado humano.

Anuncios

Un comentario en “Viva el mediometraje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s