El final del año

Exhausto, agotado. Así me siento a final de este año largo e intenso para Digital 104. Un año con muchos proyectos, mucho trabajo y, todavía, como pocos resultados, deseando de una vez tener las latas en 35 mm de Algo que aprender y de que llegue ese miércoles 28 de enero para estrenarlo. Y luego, disfrutar de su movimiento.

Además este año hemos desarrollado el proyecto del largometraje de Las espirales de Ana, también de Eugenia. ¿Saben que a una película se le llama ‘largo’ no porque tenga que durar más de 60 minutos, sino por todo lo que ‘dura’ hacerla? Es algo tremendamente complejo, que implica un coste tan grande que todo hay que trabajarlo hasta la extenuación. Eugenia ha hecho tres versiones del guión, que nosotros hemos ido revisando y discutiendo. Hemos estado en el Festival de Las Palmas y en el de San Sebastián buscando coproductores, y algo puede salir de ahí. Hemos hecho las primeras localizaciones, entrado en contacto con los actores principales, el director de fotografía, el ayudante de dirección, dibujado el libro de arte, realizado los primeros presupuestos, la traducción del guión… papeles, gestiones, informes, dudas, esperanza.

También nos ‘quemamos’ mucho en marzo, como siempre, con la organización de la MIDEC, la Muestra de cortos de la Universidad de La Laguna, aunque finalmente todo salió bien.

Acompañamos a Josep Vialgeliu en su nuevo rodaje, con el fin de convertir el mediometraje En los arrozales en un largo.

Elaboramos y presentamos un nuevo proyecto de cortometraje, Como siempre, para realizar el próximo año. La resolución de las subvenciones ha de venir en breve.

Hemos movido Insecto, nuestro corto colectivo anterior, por numerosos festivales de Canarias.


Un año de mucha actividad, de permanente espera de resultados, de los que algunos todavía no han llegado. Sí, un año de mucho aprendizaje, de muchas personas nuevas, de muchos pasos, y problemas resueltos; pero un año sin nuevas imágenes proyectadas, sin rodajes colectivos, sin estrenos en el Víctor (y ya no habrá más en el Víctor). Un año con demasiado papeleo, facturas, mails y llamadas de teléfono. Y también un año muy pocas películas buenas en el cine, de escasas emociones en la butaca.

Deseo un 2009 con más imágenes, rodajes y estrenos digitales, y con la mitad de papeleo. Con más cine y menos gestión. Pero en el fondo sé que es el único camino posible de la producción independiente. Hacer cine es bonito, sí. A nosotros es lo que más nos gusta hacer. Pero mira que es duro.

Anuncios

Un comentario en “El final del año

  1. Me he cansado hasta yo de leer sobre tanto papel y gestión, pero ya sabéis, es una parte importante del cine y los comienzos son duros. Yo me quedaría con ese desvivir que tenéis todos por este arte desde hace tantos años (parece que fue ayer cuando os veía por la Facultad siempre en algo vinculado a esto) y sé que en breve hablaréis más de los resultados, que serán, además, extraordinarios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s