3 palabras, 3 cortos, 29 cortos…

Esta primavera organizaremos, junto con la Universidad de La Laguna, la que es ya la sexta edición de la Muestra Internacional de Cortometrajes de la institución académica, denominada por alguien que quiso triunfar en el marketing como MIDEC 09. Este año parece que habrá gratas sorpresas de las aún no podemos avanzar nada, pero si las gestiones siguen su curso, será la mejor edición de la Muestra (¡cruzamos los dedos!). Nosotros nos encargamos de la producción del evento, que incluye la programación de los 29 cortometrajes finalistas seleccionados por el Jurado entre los más de 150 trabajos presentados, mayoritariamente de la Península. El pasado fin de semana hicimos la maratoniana sesión de visionado de todos, y aprovecho el parón de los carnavales para comentar tres de los cortos seleccionados. Muchos ya los habrán visto, y los que no, podrán hacerlo muy pronto en la MIDEC 09.

1. Traumalogía. Dir: Daniel Sánchez Arévalo. Ver teaser. Sánchez Arévalo es una de las “estrellas más rutilantes” del panorama de corto y óperas primas a nivel nacional (si es que puede haber tal cosa en el mundo del cine primerizo). Después de numerosos cortos premiados en notodofilmfest, como Gol o Exprés, entre otros, pudo dar exitosamente el salto al largo con AzulOscuroCasiNegro, un pequeño gran fenómeno del cine español. Después de triunfar con este largometraje, y antes de rodar su segunda película (Gordos, otro buen título, actualemente en posproducción) volvió a hacer un corto, algo bastante sorprendente y poco habitual. Aunque claro, se trata de un corto con actores muy famosos y alta producción técnica. En 21 minutos Traumalogía se adentra en una noche, en diferentes historias paralelas de una misma familia el día de la fallida boda del hijo mayor. La historia va profundizado en cada uno de los personajes, en sus desastrosas relaciones sentimentales, en sus infelices vidas (algo habitual en el estilo de su guionista-director), con diálogos siempre bien escritos, aunque algunos con más artificio que otros. Es decir, a veces se nota en exceso la mano del guionista queriendo forzar la situación, mientras que otras veces la escena sí resulta verdadera y, por tanto, emociona más, como en el caso de la pareja de novios. Los encuadres, la duración de los planos, la ambientación y el sonido logran crear (de nuevo) una atmósfera especial que tiene algo de onírica, donde se mueven y se hunden en la noche sus criaturas, siempre mezclando, muy ajustadamente, las situaciones dramáticas con las cómicas. Finalmente, la narración se remata con un buen y emotivo desenlace, en el que logran renacer todos los personajes. Lo más flojo, cómo está metido el tema gay y la interpretación de Quim Gutiérrez. Lo mejor, brillantez del conjunto. Quizás por ello el Jurado le otorgó el Primer Premio.

2. Alumbramiento. Dir: Eduardo Chapero-Jackson. Ver teaser.

Bajo este peculiar apellido se encuentra otro de los “grandes directores de cortos actuales” (como dato, su último corto, The End, contó al parecer con 260.000 € de presupeusto). Tras arrasar con Contracuerpo, Chapero-Jackson recogió premios por medio mundo por Alumbramiento (Academia del Cine Europeo y Festival de Venecia incluidos). Aunque también transcurre íntegramente durante una noche y aunque en él también se está muriendo un personaje, Alumbramiento es una apuesta radicalmente distinta a Traumalogía. Aquí no se habla tanto de relaciones (aunque también) sino de cómo afrontar una muerte llena de dolor, de la muerte en sí. La situación: una madre agoniza sin que su hijo médico, su hija y su nuera puedan hacer (aparentemente) nada. Su tempo es muy pausado, sin prisas. Su fotografía NegroOscuroMásQueNegro. La emoción contenida, casi asfixiante. ¿Qué hacer para aliviar el dolor? ¿Qué puedo hacer si la que se muere no es mi madre? Para mí, ese “alumbramiento” del título se refiere al momento, impresionante y brutal, en el que la nuera decide salir de las sombras y guiada por un impulso visceral, socorrer, acariciar y ayudar, de verdad, a morir a esa Madre. Ese instante, unos segundos, logran transmitir un cambio interno y emocional de una manera inusualmente intensa. Cine en mayúsculas. Luego, algunos diálogos molestan un poco por su artificiosidad, pero la contundencia de la emoción alcanzada justifican, sin duda, todos esos premios. El Jurado, le dio el segundo, otro más.

3. Miente. Dir: Isabel de Ocampo. Les sonará porque fue el último corto ganador al Premio Goya en la categoría de ficción. Aquí el tono es más realista (si es que tal cosa existe, la realidad digo…), más pegado a la calle. El parapeto técnico (que no la producción) también es menor y los actores casi todos desconocidos. En general, hay una mayor capacidad de búsqueda, de riesgo, de nuevas formas narrativas, aunque sean sólo hallazgos puntuales. Miente es la historia de una inmigrante rusa obligada a prostituirse (o era ucraniana, qué mas da, de cualquier país de eso que llamamos el “Este”) y que quiere hacer un “buen regalo” a su hermana menor, todavía en el país de origen. El corto logra transmitir la soledad del personaje protagonista, su vergüenza consigo misma por tener que robar, el miedo que la atenaza con su proxeneta, su total vacío y muerte interior en el “trabajo” (superado ya el asco, y filmado con el mejor plano del corto). A diferencia de los anteriores cortos, aquí la historia es menos previsible, y nos adentra en el desconocido submundo de las redes del tráfico ilegal de personas. Lo peor, el final, demasiado positivo e incoherente para la dureza del relato anterior, que diluye la intensidad y la rabia, y hace justicia a una situación que en realidad no tiene tan fácil salida. Lo mejor, la verdad que transmiten esos desconocidos intérpretes que no parecen intérpretes sino personas normales, y la frescura y libertad formal con que está contada la historia.

Así que ya saben. Los que vivan por la Laguna, Área metropolitana (si es que tal cosa existe) o no les importe coger el coche cuando la ocasión lo requiere, y quieren ver estos, y los otros 25 cortometrajes finalistas, nos vemos muy pronto en la MIDEC 09 (cuando lo repites no suena tan mal…).

Hasta tanto, felices carnavales.

Jairo López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s