Música de cine en Tenerife

En Digital 104 somos poco proclives al uso de la música. En nuestros 3 últimos cortos individuales (Off, Acto primero y Algo que aprender) sólo hemos recurrido a la composición original para el final de Acto primero, una magnífica pieza de René Martín, que también hizo las (también magníficas) melodías para Amanece. De resto, la mayoría de las bandas sonoras de nuestras películas sólo constan de sonido ambiente o de temas diegéticos (música que suena en la propia acción), algo que volveremos a realizar para nuestro próximo corto, Como siempre.

El uso de la música sinfónica en el mundo de los cortos me parece un arma bastante peligrosa y delicada. Generalmente no se tiene el dinero, la infraestructura técnica y el tiempo necesario para trabajar este apartado con un músico. Otras veces, como es nuestro caso, optamos por narraciones más sobrias, desnudas del artificio emocional que muchas veces supones añadir música para subrayar determinados momentos. Porque la música en cine sirve muchas veces par eso, para “enmascarar” carencias de puesta en escena (que no digo que no tengamos).

Todo esto viene porque anoche, de alguna manera, me reconcilié con el mundo de la música de cine. Esta semana se está celebrando la tercera edición del Fimucité, el Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife, como dicen los organizadores, una rara avis dentro del panorama cultural y festivalero de Canarias y España, por su gran especialización y, a priori, escasa demanda popular. Asistimos al concierto que ofrecía Clint Mansell en el Teatro Leal. Debido a la lamentable gestión que atraviesa el (¿renacido?) teatro lagunero las entradas salieron sólo 5 días antes del evento, y aún así el aforo estaba completo, con muchos jóvenes en las butacas.

Clint Mansell es, sobre todo, el compositor habitual de Darren Aronofsky, autor de los raros universos de Pi, Requien por un sueño, La fuente de la vida y El luchador. Al igual que el cine al que apoya, la música de Mansell es contemporánea, original y arriesgada, con poco (o nada) que ver, por ejemplo, con el sinfonismo excesivo de Jerry Goldsmith o John Williams. Se advertía una gran conexión entre los universos de ambos creadores, y con otros nuevos. De hecho, Mansell habló de los directores de cortos y los nuevos talentos (no detallo mucho más porque mi inglés… en fin…).

Asistimos a sonidos pesadillescos, atmosféricos, agobiantes, pregnantes, deslumbrantes, sugerentes, cargados de emoción, de desmesura a veces, como en el tema de La fuente de la vida, de una fuerza brutal (de esos en los que los pelos se te ponen de punta y algo te sube del estómago hacia el pecho). Para el final dejó su mejor y más conocida carta, la música de Requiem por un sueño, por la que creo que la mayoría del público nos acercamos al Leal. La contención desequilibrada del comienzo, en el que se adivinaba la catarata por la que estábamos a punto de caer, desemboca en una explosión de fuerza y rabia, tanto en la música que arrollaba, como en la portentosa ejecución, en el movimiento y arrebato de los intérpretes, sobre todo de las violinistas, que golpeaban hasta el desagarro las cuerdas del violín, mientras Mansell, sin hacer nada, con los ojos cerrados y media sonrisa, repetía con la cabeza su melodía.

Después de dos horas justas, sin bises eso sí (algo bastante “cortarrollo” al final), salimos conmovidos por las frescas calles de La Laguna hablando de lo que habíamos escuchado, de la música de cine, de música sin cine, de imágnes con o sin música y, tal vez, de nuestras futuras bandas sonoras.

Jairo López

Anuncios

3 comentarios en “Música de cine en Tenerife

  1. ¡¡Buena descripción del evento!!
    Fue algo bastante selecto. Para entendidos.
    La verdad que me vinieron a la memoria, muchos recuerdos de La Laguna. Que la verdad siempre conserva un encanto cultural, difícil de encontrar en otros sitios.
    Un abrazo a todxs los digitaleros, que son capaces de mantener un ritmo de trabajo, incluso en verano, por aquello que les apasiona.
    Nos vemos en el rodaje de “como siempre”.
    López

    Me gusta

  2. hola que tal:
    Que pasa compañeros. las circusntancias han hecho tenga que matizar una cuestion u opinion reflejada en este artículo. Ya se que un blog se ampara en la apreciación personal y no pretende adoctrinar ni sentar cátedra. He de decir que la musica en los cortos de bajo presupuesto se cometen muchas cagadas, pero es una incorreccion decir que la musica pretende enmascarar fallos narrativos o de otro caracter. El musico es un tecnico al servicio de la produccion, que con mesura y capacidad y si afán de protagonismo se adapta a la pelicula. Otra cosa es que el fallo narrativo se acentue aquivocadamante, pero eso son ya cuestiones puntuales´.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s