Educar PARA el cine y CON el cine

Por Eugenia Arteaga (Digital 104)

Educar para el cine o, mejor dicho, educar con el cine como simple herramienta, como otra asignatura más que ayude a desarrollar las cualidades de los estudiantes, es algo que defendemos en Digital 104 desde hace mucho tiempo.

El pasado mes de diciembre, comencé a dar clases de cine en La Laboral, en La Laguna, a alumnos de segundo del ciclo de Animación Sociocultural y Turística. El proyecto consistía en realizar un cortometraje sobre la figura de Nicolás Estévanez Murphy. No sólo había que hablar de cine, también teníamos que descubrir posicionamientos éticos, humanos y sociales ante determinados conceptos. Hubo teoría de cine, apuntes y entendimiento de procedimientos técnicos y estilísticos, pero también discusiones sobre conceptos como la patria, la autoridad, la poesía, etc, para poder sacar la idea de un guion que les representara de alguna forma. 


Descubrí que era un grupo de gente muy unida entre sí. Conceptos como la fidelidad o la amistad eran cosas que demostraban a diario. Está claro que valores hay y muchos en jóvenes que vienen a clase después de hacer encuestas a organizaciones como Proyecto Hombre o a instituciones que trabajan con personas con discapacidades psíquicas. Pero también descubrí miedos: “Yo no voy a levantar la mano porque yo no puedo hacer eso, paso”, pensaba más de uno. Pues estoy orgullosa de decir que quien menos se lo esperaba terminó siendo directora de cine durante dos días. Con unas capacidades críticas inmensas, haciendo su trabajo con seguridad y con unas dotes de liderazgo que no venían con el título de ‘directora’, sino con el conocimiento adquirido, el respeto a sus compañeros (y de ellos hacia ella) y su capacidad de escuchar a quien te quiere enseñar. 

¿Para qué sirve el cine en las aulas? Para que al alumno aprenda que puede utilizar el medio audiovisual como lo que es en realidad, una herramienta social más de comunicación y no como una mera forma de competir. Y esto es así especialmente en alumnos como ellos, que van a trabajar en sectores cuya voz debe ser escuchada. 

El resultado del taller es un cortometraje sencillo, con un lenguaje técnico básico, pero no por ello simple. No se lo pusimos fácil. En cuatro horas rodamos más de 30 planos sin contar repeticiones de tomas. Cada alumno tomó su rol y lo hizo de forma eficiente y con las orejas bien abiertas. Todos hicieron su trabajo. También hubo risas y no sólo en el set de rodaje, también en el aula. Reconozco que engancha… Ya los echo de menos.

P.D.: Este taller de cine formó parte del programa de actividades organizado por la Concejalía de Patrimonio del Ayuntamiento de La Laguna para conmemorar el centenario del fallecimiento de Nicolás Estévanez Murphy. El cortometraje realizado por los alumnos del taller se titula ‘Poema’ y se encuentra pendiente de estreno. Les mantendremos informados.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s