El (largo) camino de vuelta

España está en pleno proceso de ‘desescalada’. En Canarias, acabamos de aterrizar en la Fase 2, mientras que territorios como Madrid o Cataluña dan sus primeros pasos en la Fase 1. Es un largo y complicado camino hacia esa meta que nos hemos acostumbrado a llamar la ‘nueva normalidad’, una normalidad relativa que diferirá de nuestra cotidianidad anterior a la cuarentena, pero que, al fin y al cabo, representa para muchos un regreso. Esta semana hemos querido resumir en el blog lo que se sabe hasta el momento de este camino de vuelta para el cine, tanto para los que producen como para los que exhiben. Nos abstenemos de debates y futuribles en el aire y nos centramos en las medidas oficiales -enunciadas por el Gobierno- hasta el momento, aunque todo es cambiante y revisable -a eso también nos hemos acostumbrado en las últimas semanas-.

Rodajes

Con la entrada en Fase 1 de territorios vitales para nuestro país como Madrid o Cataluña, regresa al conjunto de nuestro país la actividad en producción audiovisual. Vuelven los rodajes. Ya hemos visto cómo en las dos últimas semanas ha empezado a ponerse en marcha el sector en Canarias. No es una vuelta sencilla. Supone cambiar muchas verdades inamovibles hasta ahora de un rodaje y afecta económicamente a las producciones y a los tiempos. Ya hay quien dice, incluso, que la ristra de nuevas normas es un protocolo imposible de cumplir en producciones de pequeño formato. Cada rodaje tendrá que adaptarlo a sus condiciones dentro de los márgenes que marque la seguridad y salud de sus trabajadores. Lo iremos viendo en las próximas semanas.

En plena cuarentena, asistimos con cierta incredulidad a la difusión de uno de los protocolos de mayor consenso dentro del sector, que fue el que asumió también la Spanish Film Commission y que se resume en este vídeo explicativo:

Y decimos que asistimos a su presentación con cierta incredulidad porque algunas medidas, como la realización de tests constantes al equipo, sonaban más bien a utopía. Hay quien habla de que esta nueva forma de rodar también tendrá influencia en lo que se rueda y durante un tiempo dejaremos de ver en pantalla besos y otras muestras de intimidad. Quién sabe. Lo que está claro es que se potenciarán los equipos pequeños, se forzará el teletrabajo en algunas disciplinas, estarán omnipresentes mascarillas y guantes y se obviarán las grandes figuraciones y el rodaje con niños. Tendremos que aprendernos de nuevo cómo funciona un rodaje, pero la higiene constante y la distancia parecen que serán los protagonistas al menos en los primeros compases de esta ‘nueva normalidad’. Y tanto es así que ya en Canarias hemos tenido un rodaje ‘a distancia’, utilizando la tecnología streaming y posibilitando superar el problema añadido de las restricciones de movilidad internacional.

Nosotros también volveremos pronto al ruedo. Primero, para rodar algunos detalles que se quedaron en el tintero de nuestro largometraje documental Manual de invisibilidad, que dirige Domingo J. González. Y después, para producir el cortometraje Cuídate, que dirigirá Jonay García.

Salas de cine

Otro importante capítulo de la desescalada en el cine es el de la exhibición. Después de unas semanas en las que tanto ha aumentado en España el consumo de cine desde casa, a través de las distintas plataformas VoD, las salas se preparan para volver, con la necesidad de no quedar en el olvido y con el reto de garantizar la seguridad y transmitir confianza.

Los cines -al igual que los teatros, auditorios y espacios similares- ya pueden abrir en Canarias con un 30% de su aforo, pero muchos no lo harán aún. No es un problema de si el aforo es suficiente o no sólo -puede preverse que la población tardará aún un tiempo en acudir en masa al cine-, el quid está en que las salas dependen de que las grandes distribuidoras también se pongan en marcha y vayan proporcionándoles los grandes estrenos en los que el sector confía para comenzar a hacer frente a la situación. De los cines de nuestro entorno, Multicines Tenerife ya ha hecho pública la fecha/meta con la que trabaja: el 12 de junio.

Una de las imágenes de la campaña publicitaria china para que la publicación acuda a los cines.

Todavía quedan algunas cuestiones en el aire que tendrán que irse resolviendo. La lógica dice que, por ejemplo, tendremos que llevar mascarilla en la cola, en la taquilla o al entrar a las salas, pero, al contrario que en la genial campaña publicitaria china, podemos entender que no tendremos que llevarla durante la película siempre que mantengamos la distancia con otros espectadores.

A partir del día 8, cuando los canarios entremos en la siguiente fase, la Fase 3 del plan de desescalada, las salas de cine -y restos de espacios culturales- podrán abrir con la mitad de su capacidad. Y, si todo sale según lo previsto, llegaremos el 22 de junio a la llamada ‘nueva normalidad’ -La Gomera, El Hierro y La Graciosa podrían hacerlo antes-. Todo son incógnitas aún, pero eso significará -siguiendo al texto del BOE- que manteniendo la “vigilancia epidemiológica” y la “autoprotección de la ciudadanía”, terminarían las restricciones sociales y económicas. Estaremos atentos en cómo se traduce esa máxima y cómo afectará a nuestro día a día, tanto en el trabajo -puestos en la piel de trabajadores del sector- como en nuestro tiempo de ocio -en la piel de consumidores cinematográficos, que también lo somos-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .