20 europeas que cumplen 20 (2 de 2)

Esta semana en el blog, completamos la entrada dedicada a ese cine europeo que este año está cumpliendo ¡20 años! En el top 10 de cine del Viejo Continente estrenado en 2002 entran cineastas como la danesa Susanne Bier, el francés Oliver Assayas, los británicos Mike Leigh o Paul Greengrass, el finés Aki Kaurismaki o el polaco Roman Polanski; una alineación de primeras espadas con algunos títulos que son ya clásicos modernos del cine.

10. Te quiero para siempre

La danesa Susanne Bier (En un mundo mejor) seguía avanzando en su carrera post Dogma con este dramón desgarrador que también servía a su protagonista masculino, Mads Mikkelsen (Otra ronda), para afianzar su carrera y seguir llamando la atención en todo el continente. Cecilie y Niels se enamoran locamente, con un amor inoportuno. El novio de Cecilie acaba de quedarse parapléjico tras un accidente. La culpable es la mujer de Niels… El argumento suena a culebrón, pero la intensidad de las interpretaciones y el pulso de Bier crean una película dolorosa.

9. Todo o nada

Mike Leigh (Secretos y mentiras) vuelve a retratar la clase obrera británica en Todo o nada, la historia cotidiana de una pareja en crisis formada por Penny (Lesley Manville), una cajera de supermercado y Phil, un taxista (Timothy Spall). Penny y Phil tienen una hija, Rachel (Alison Garland), que trabaja limpiando en una residencia de ancianos y un nieto, Rory, (James Corden) en paro y que no para de meterse en líos a causa de su agresivo carácter. La película compitió en sección oficial de Cannes y optó a tres galardones en los Premios del Cine Europeo incluyendo el de mejor director.

Disponible (en alquiler) en Google Play.

8. Demonlover

El francés Oliver Assayas (Viaje a Sils Maria, Personal Shopper) era ya un joven cineasta respetado por la crítica gracias a sus primeros largometrajes y a su labor como crítico en la revista Cahiers du Cinema. En 2002 estrenó Demonlover, una arriesgada cinta que dividió a la crítica, aunque llegó a competir en sección oficial de Cannes y se llevó el Premio de la Crítica en Sitges. Diane trabaja para una multinacional que quiere introducirse en el negocio del manga en tres dimensiones. Para ello, se introduce en una de las dos compañías que lo producen con el objetivo de torpedear desde dentro a la competencia, pero pronto realidad y ficción comenzarán a confundirse en su mente.

Disponible en Mubi.

7. Domingo sangriento

Paul Greengrass consiguió llamar a las puertas de Hollywood -después vendrían United 93 o la saga Bourne- con este filme político, en el que demuestra su talento para conjugar thriller, compromiso y emoción sin traicionar nunca los hechos históricos que retrata. El Domingo Sangriento en cuestión fue la matanza de 14 civiles desarmados a manos de los soldados británicos en un marcha de protesta que tuvo lugar en Derry, en 1972, en el marco del conflicto armado entre católicos y protestantes de Irlanda del Norte. El suceso avivó la hostilidad de católicos y nacionalistas irlandeses hacia el ejército británico y agravó el conflicto, reforzando el apoyo popular al IRA. Oso de Oro en la Berlinale y Premio del Público en Sundance.

Disponible en Filmin.

6. El arca rusa

Ahora que la rusofobia campa a sus anchas por todo el primer mundo a muchos les parecerá que quizás no sea el mejor momento para reivindicar esta película, quintaesencia de su idiosincrasia cultural, pero nos da igual. El maestro Alexander Sokurov (Fausto, Francofonía) crea un filme irrepetible, en el que la proeza técnica -está todo rodado en un único plano secuencia- se coloca como elemento protagonista y la impresionante localización -las salas del Museo del Hermitage- hace el resto. La ‘trama’, un recorrido por la historia del país, no es tan sencilla de seguir, pero nos dejamos llevar por la fascinación de la coreografía y casi que nos da igual lo que nos cuenten.

5. El hijo

Los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne ya nos habían entregado La promesa y Rosetta. Con El hijo siguieron profundizando en su forma de hacer cine, una manera de retratar las historias que les interesan –siempre dramas de gran carga social–, de influencia capital en el cine europeo que se ha hecho a partir de entonces. En esta ocasión, los Dardenne se acercan a la relación que se establece entre Olivier, un carpintero que enseña el oficio a adolescentes conflictivos y Francis, un chico recién salido del reformatorio donde ha cumplido cinco años de condena por homicidio. La película obtuvo el premio al mejor actor en Cannes para Olivier Gourmet.

4. Intervención divina

El palestino Elia Suleiman sorprendió al continente con su segunda película, un filme que aborda el conflicto árabe-israelí en Oriente Medio, a través del humor surrealista y tomando como punto de partida la historia de amor entre un palestino de Jerusalén y una palestina de Ramala.

Gran Premio del Jurado y Premio FIPRESCI en Cannes y galardonada como mejor película extranjera en los Premios del Cine Europeo.

3. En tierra de nadie

Estamos en la Guerra de Bosnia de 1993. Dos soldados de bandos distintos, un bosnio y un serbio, quedan atrapados entre las líneas enemigas. Los medios de comunicación no tardan en crear un show con la anécdota, pero ellos solo quieren salir con vida de la situación. El bosnio Danis Tanovic (El infierno) se las arregla en la que es su ópera prima para conseguir que el dramático absurdo, que a priori no daría para mucho más que un cortometraje, no decaiga y que por la historia no dejen de desfilar agudas reflexiones sobre la guerra, el mundo en el que vivimos -o en el que vivíamos entonces- y sobre la condición humana que está muy por encima de los bandos. O dicho de otro modo, somos más semejantes de lo que creemos y queremos.

2. Un hombre sin pasado

El finés Aki Kaurismaki confirmó haber alcanzado la plena madurez de su peculiar universo con esta Un hombre sin pasado, una tierna historia de amor entre dos perdedores –a los que dan vida Marku Peltola y Kati Outinen–. Un hombre pierde la memoria al ser agredido por unos ladrones a su llegada a Helsinki y encuentra ayuda en una voluntaria del Ejército de Salvación, con la que surgirá algo más que una amistad. Gran Premio del Jurado y premio a la mejor actriz en Cannes, Premio FIPRESCI en San Sebastián y nominada a mejor película extranjera en los Óscar.

Disponible en Pluto TV.

1. El pianista

Una de las últimas obras maestras capaces de poner de acuerdo a crítica, público y premios fue esta adaptación de las memorias del músico polaco Wladyslaw Szpilman, que vivió en carne propia la ocupación nazi de Varsovia en 1939 –el pianista del guetto de Varsovia al que Jorge Drexler le dedicara también una canción–. Entre sus innumerables galardones, conquistó la Palma de Oro en Cannes y tres premios Óscar incluyendo el de mejor director y mejor actor –un Adrien Brody que nunca volvería a tener un papel de esta envergadura. Todo un clásico contemporáneo.

Disponible en Prime Video, HBO Max, Movistar Plus y Filmin.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.